Existe por parte de muchas personas y empresas, la concepción errada de que el Corte por Láser es un proceso caro y muy lejano a las posibilidades técnicas y económicas de la manufactura en Chile. Si bien la inversión necesaria para acceder equipos de alta potencia (y alta calidad) es muy alta, y se requiere de alta experiencia y conocimientos para poder operarlas adecuadamente, existe hoy en Chile la posibilidad de acceder a esta teconología mediante la subcontratación de este servicio a precios muy convenientes y con una alta calidad.

Para la mayoría de las empresas pequeñas (y también grandes) no se justifica invertir varios cientos de miles de dólares para acceder a una tecnología que sólo utilizarán parcialmente o que no representa el núcleo de su negocio. En un mercado con gran evolución en cuanto a cantidad y calidad de máquinas prestadoras de servicio como el chileno es posible acceder a esta tecnología sin la necesidad de hacer una fuerte inversión.

Hoy en día muchos pequeños y medianos empresarios tienen la posibilidad de desarrollar sus proyectos y competir con productos importados gracias al gran nivel de calidad y precisión que pueden obtener localmente gracias al corte láser. Lo anterior también se explica si sumamos el acceso que hoy hay a otros servicios complementarios como el Plegado CNC, Mecanizado CNC, etc.

Se puede decir entonces que el Servicio de Corte Laser permite democratizar la manufactura en un país cada vez más necesitado de dar valor agregado a sus productos permitiendo que TODOS tengan acceso a un servicio económico y de calidad que permite a los pequeños productores competir al mejor nivel de la manufactura mundial.