Cuando se evalúa la calidad de una pieza fabricada mediante Corte Láser, existen criterios cualitativos y cuantitativos que se deben tomar en cuenta. El primer paso es siempre determinar cuáles criterios son importantes en función de la pieza en cuestión. Luego, la pieza puede ser examinada de acuerdo a los criterios seleccionados y, si es necesario, se puede optimizar el proceso.

Cuáles son entonces los criterios utilizados?

Rugosidad:

Cuando el láser corta el contorno de una pieza, se forman unas estrías verticales en la superficie de corte. Se conoce como "rugosidad" a la profundidad de estas estrías. La rugosidad de un corte puede afectar la apariencia de la pieza y su funcionalidad. Se debe intentar minimizar la rugosidad especialmente cuando las piezas no tendrán un trabajo posterior o cuando las superficies cortadas deslizan sobre otros elementos del producto final. La rugosidad promedio en cortes de plancha hasta 4mm de espesor es muy baja (usualmente menos de 10 micrones). Sin embargo a medida que se aumenta el espesor del material, la rugosidad del corte también aumenta.

Perpendicularidad:

La perpendicularidad de el corte es especialmente cuando se corta espesores sobre 10mm. Se mide como el ángulo de desviación del borde de corte con respecto a la vertical. Por ejemplo, es posible cortar una plancha de 10mm de espesor con una desviación de tan solo 0,1mm con respecto a la vertical.

Ancho del surco de corte:

Por lo general el ancho del surco de corte no afecta la calidad de la pieza. Se convierte en un factor importante sólo cuando se cortan contornos o geometría muy delicadas en el interior de una pieza. A medida que el espesor de la plancha aumenta, también aumenta el ancho del surco. En materiales de espesor delgado el ancho del corte es de aproximadamente 0,15mm. En espesores mayores el ancho puede llegar a 0,5mm.

Estrías:

Cuando se cortan materiales gruesos a altas velocidades, el material fundido ya no fluye verticalmente bajo el haz láser, sino que sale de la zona de corte levemente detrás de haz. Como resultado de esto, el canto cortado presenta estrías curvas que reflejan el movimiento del láser durante la operación de corte. Las estrías en las piezas es un factor utilizado para la evaluación de la calidad del corte, sin embargo, normalmente no es algo relevante para la funcionalidad de las piezas.

Calidad Corte Láser Lemaco Industrial

Formación de rebabas:

La formación de rebabas es uno de los factores más importantes al momento de evaluar la calidad de un corte láser, ya que la remoción de rebabas significará un proceso adicional al corte. El corte puede producir una gran variedad de rebabas, desde una frágil y de fácil remoción, hasta rebabas con filo altamente adheridas al contorno de la pieza. En algunos materiales, como aluminio, la presencia de rebabas es casi imposible de evitar.

Cráteres y erosión:

La presencia de cráteres y erosión en la zona de corte pueden afectar la superficie de las piezas produciendo un corte con mala apariencia. Estos fenómenos generalmente ocurren debido a materiales de mala calidad que pueden contener elementos extraños en su composición que se queman sin control del proceso.

Zona Térmicamente Afectada (HAZ):

Durante el proceso de corte láser, algunas zonas de la pieza pueden calentarse en exceso provocando decoloración y/o deformación. La región de la pieza que está sometida a estos cambios es llamada la Zona Térmicamente Afectada (HAZ del inglés Heat Affected Zone). En un buen proceso de corte láser, esta zona tiene tan solo unas décimas de milímetro y no debiera afectar la funcionalidad de la pieza.

Calidad Corte Láser Lemaco Industrial

Es de gran relevancia entonces conocer estos criterios de evaluación para el proceso de Corte Láser y hay que tener en cuenta que la calidad y tipo de material a mecanizar, junto con la calidad de los equipos y experiencia del operador, son de gran relevancia a la hora de obtener buenos resultados en el proceso de Corte Láser.